Brillo a la esperanza

Vistas: 100
Brillo a la esperanza

LUSTRANDO TODA UNA VIDA

Desde Tijuana hasta Quintana Roo, ha recorrido don Miguel Ángel Bautista Medina, con su cajón para bolear zapatos y una mochila de ropa. Llegó a Cancún hace unos 50 años con un cargamento de 70 toneladas de explosivos para “hacer la ciudad”.

Con esta pandemia ha visto los peores tiempos de su vida, un promedio de tres boleadas por día, le permite sacar los ingresos para su transporte, comer y darle de comer a sus dos perritas, con las que vive y a diario les cocina.

Comenta que el turista nacional que viene a visitar Cancún, le gusta regatear el precio de una boleada de un par de zapatos, sin tomar en cuenta los costos de los insumos que se tienen que comprar para poder dar un buen servicio.

0 0

Deja un comentario