Segundo año que Kukulkán desciende solo

Vistas: 482
Segundo año que Kukulkán desciende solo

Por Tirso Balán

Tinúm, Yucatán.- Por segundo año consecutivo el descenso de Kukulcán fue en solitario.

La zona arqueológica maya permaneció cerrada al público debido a la pandemia de Covid-19, aunque fue transmitido a través de las redes sociales.

Los seguidores de Facebook pudieron apreciar la magnificencia del descenso de la Serpiente Emplumada desde su templo, ubicado en el castillo de la ciudad maya Chichén Itzá.

El equinoccio de primavera se registró el domingo pasado en la zona arqueológica, que permanece cerrada al público debido a las prohibiciones sanitarias por la pandemia de Covid-19, a fin de evitar las aglomeraciones que deriven en más contagios.

Te podría interesar: Con el sol naciente y sin visitantes, se vive el equinoccio de primavera en Yucatán

Segundo año que Kukulkán desciende solo, aunque se transmitió en redes sociales

Por su parte, Mauricio Díaz Montalvo, director general del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos del Estado de Yucatán (Cultur), confirmó que el fenómeno ocurrió sin problemas, ya que prevaleció el buen tiempo en el lugar.

La transmisión comenzó alrededor de las 16:30 horas del domingo, cuando el espectáculo se apreció con mayor intensidad, y concluyó apenas se observó en plenitud la sombra asemejando a una serpiente emplumada sobre las escalinatas de la pirámide principal de la zona maya.

Kukulkán (Serpiente emplumada) es el nombre de la deidad mitológica serpiente maya que también sirve para designar personas históricas.

La representación de la serpiente emplumada es uno de los cultos más importantes de culturas de Mesoamérica.

La Serpiente Emplumada está relacionada con el viento y el agua. Kukulkán es un nombre en maya yucateco que se puede traducir como Serpiente Emplumada. (en maya: k’uk’ulkan, ‘pluma y serpiente’).

Maravilla del mundo

Chichén Itzá fue incrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988.

Chichén Itzá, en maya: Boca-del-pozo (chichén) de los brujos-de-agua (Itzá),​ es uno de los principales sitios arqueológicos de la península de Yucatán.

Se ubica en la comunidad de Tinum, en el estado de Yucatán. Consistió en una ciudad​ o un centro ceremonial, que pasó por diversas épocas constructivas e influencias de los distintos pueblos que la ocuparon y que la impulsaron desde su fundación.

Los vestigios son de gran importancia y renombre que formaron parte de la civilización maya.

Las edificaciones que perduran corresponden al periodo denominado clásico tardío o posclásico temprano (800-1100 d. C.).

Fue inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988.

El 7 de julio de 2007, el Templo de Kukulcán, ubicado en Chichén Itzá, fue reconocido como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno, por una iniciativa privada sin el apoyo de la Unesco, pero con el reconocimiento de millones de votantes alrededor del mundo.

El Castillo

Los múltiples y monumentales edificios de la explanada de Chichén Itzá están presididos por la Pirámide de Kukulcán, llamada por muchos el Castillo”.

Es una pirámide de cuatro lados que culmina en un templo rectangular. Se asienta sobre una plataforma rectangular de 55,5 metros de ancho y tiene una altura de 24 metros.

Cada lado de la pirámide tiene una gran escalinata, 91 escalones por lado y uno más que conduce al templo superior, dando 365 escalones, uno por día del año.

Balaustradas de piedra flanquean cada escalera, y en la base de la escalinata norte se asientan dos colosales cabezas de serpientes emplumadas, efigies del dios Kukulcán.

Es en estas escalinatas, y muy particularmente en sus pretiles o balaustradas, donde se proyectan alrededor del día equinoccial las sombras de las aristas de las plataformas o basamentos superpuestos que integran el gran edificio.

Es así como se configura la imagen del cuerpo de la serpiente, que al paso de las horas parece moverse descendiendo y rematando en la mencionada cabeza pétrea situada en la base inferior de la escalinata.

Este juego de luz y sombra representa el descenso de Kukulcán a la tierra, como quisieron los mayas simbolizar el mandato superior de acudir a la labor agrícola, ante la inminencia de la llegada de las lluvias, al concluir el mes de marzo en que inicia la temporada de siembra de la milpa en la región.

También se ha propuesto que el fenómeno refleja la relación entre el conocimiento astronómico, la arquitectura y el trabajo agrícola.

1 0

Deja un comentario