Desata especulaciones nuevo gran yacimiento petrolero en Dos Bocas

Vistas: 211
Desata especulaciones nuevo gran yacimiento petrolero en Dos Bocas

Localizan el nuevo yacimiento petrolero, presuntamente de aceite ligero o superligero, el más caro en el mercado internacional, cerca de la villa Ocuiltzapotlán, municipio del Centro en Villahermosa

Tirso Balam

Ciudad del Carmen, Camp. Marzo 16, 2021.- El anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador del hallazgo de un “campo petrolero en Tabasco muy grande, grande, grande”, el viernes 12 de marzo, desató las especulaciones sobre si se trata del Dzimpona o el Valeriana, ubicados en el centro de la entidad tabasqueña.

El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, alimentó las expectativas del sector petrolero, al asegurar que “es un gran yacimiento en tierra”, el tercero, después de los campos petroleros Quesqui y Cibix, descubiertos en esta misma administración de López Obrador, en los municipios de Huimanguillo y Nacajuca.

Las dos versiones, difundidas por los medios El Financiero y Proceso, localizan el nuevo yacimiento petrolero, presuntamente de aceite ligero o superligero, el más caro en el mercado internacional, cerca de la villa Ocuiltzapotlán, municipio del Centro, a unos 25 kilómetros de Villahermosa y al sur del sitio donde se construye la refinería de Dos Bocas.

El mismo viernes, el diario de la capital mexicana se adelantó a revelar que en el pozo denominado Dzimpona-1Exp, se habían estimado reservas por 600 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

La autorización para perforar este pozo fue otorgada el 13 de noviembre del 2019 por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), en la resolución CNH.E.66.008/19, en la asignación petrolera AE-0142-Comalcalco, con una superficie de mil 15.9 kilómetros cuadrados.

Además de los pozos Dzimpona y Valeriana, están contemplados en esta área petrolera el Asniche-1, el Racemosa-1Exp, el Terra-101Exp y el Tiribish-1Exp.

En el documento de la CNH, se revela que el pozo Dzimpona tendría una profundidad de entre cinco mil 204 y cinco mil 721 metros, para descubrir una acumulación comercial de hidrocarburos en el Cretácico Medio y el Jurásico Superior Kimmeridgiano.

Inicialmente, los trabajos de perforación durarían 174 días a partir del 21 de diciembre del 2019 y concluirían el cinco de abril del 2020, pero la aparición del Covid-19 retrasó los planes de exploración.

Un día después, la revista nacional informó que Pemex perfora el pozo delimitador Valeriana-2DEL, cerca de las zonas indígenas chontales de Macultepec y Tamulté de las Sabanas.

El permiso de la Comisión Nacional de Hidrocarburos menciona un estimado de 118 millones de barriles de petróleo y 400 mil millones de pies cúbicos de gas en el pozo, a una profundidad de entre cinco mil 200 y cinco mil 300 metros.

El seis de agosto del 2020, el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, realizó una visita de supervisión a los trabajos de perforación realizados en los pozos Dzimpona y Valeriana.

Más recientemente, el 18 de febrero del 2021, Romero Oropeza volvió a la zona centro de Tabasco, para una visita de supervisión que incluyó el pozo Dzimpona-1Exp, donde se explora en busca de aceite ligero, de 40 a 45° API. También llegó al pozo Jechel-1Exp.

En su último reporte de resultados, el del 31 de diciembre del 2020, la empresa productiva del Estado informó que “se espera incrementar en mil 600 millones de barriles de petróleo crudo equivalente de reservas 3P (probadas, probables y posibles)”.

Adicionalmente, puntualizó, se sumarían mil 500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente por revisiones en los campos Kayab y Pit, ubicados en la Sonda de Campeche.

También destacó que “en los últimos dos años, se ha logrado revertir la tendencia decreciente de las reservas 1P (probadas)”, que se ubicarían en siete mil 400 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

De acuerdo con el mismo documento de Pemex, las actividades de exploración realizadas en el cuarto trimestre del año pasado, “permitieron obtener información de cuatro pozos”, con un volumen recuperable de reservas por 158 millones de barriles de petróleo equivalente.

Citó los pozos Chejekbal-1, con producción en dos eras geológicas: el Cretácico Superior e Inferior y el Jurásico Superior Kimmeridgiano; Camatl-1, con producción en el Plioceno Inferior, y Cibix-1001, con producción en el Mioceno Superior.

En el reporte del tercer trimestre del 2020, la compañía petrolera mencionó dos pozos descubiertos, el Quesqui-1Del y el Ixachi-2001, en los que se estimaron reservas 3P por 600 millones de barriles.

En el segundo trimestre del 2020, Petróleos Mexicanos hizo referencia a reservas estimadas en 420 millones de barriles en los pozos Paki-1, Terra-101 y Quesqui-1Del.

0 0

Deja un comentario