Poder y dinero. Enfermiza ambición política

Vistas: 182
Poder y dinero. Enfermiza ambición política

PINTO MI RAYA

Por Roger E. Cornelio Sosa

PODER Y DINERO. ENFERMIZA AMBICIÓN POLÍTICA

Foto: La Razón

MORENA: NO MENTIR, NO ROBAR, NO TRAICIONAR
Al más puro estilo de Andrés Manuel, que todo confunde y agita en malabares de 360 grados; así el Morena allá, así el Morena acá. Resulta que Mario Delgado NO está firme, por impugnaciones de Don Porfirio; y aquí José Ramón Magaña NO despacha, por protestas de Patricia León. Nadie sabe, nadie supo. Cuentos del Monje Loco, en temporada de ánimas. ¿4T o Purgatorio?

Poco creíble y nada digerible el Atole que se ofrece desde Palacio Nacional a sus cada vez menos devotos. Mario NO ganó la primera encuesta ni la segunda, pero en la tercera despunta, rebasa y aplasta. A pesar de la asociación desastrosa que armó con Yeidckol y Gibrán –alianza impía, bendecida por el dedo divino-, nadie cree y, en consecuencia, es moralmente ilegítimo.

Si la corrupción se barre como las escaleras, de arriba hacia abajo, vaya que los mexicanos –NO AMLO- encontraremos podredumbre espeluznante. El pueblo es de corta memoria, dicen los sabelotodo. Pero para el analista Carlos Ramírez “La política es la memoria de la sociedad para recordar que los políticos tienen mucha cola que les pisen”. Hay un mundo de ejemplo.

Veamos. Por experiencia probada, el subconsciente relaciona corrupción con política. El nivel del descrédito por los actores políticos –partidos y servicio público- ha llevado a estudiosos y autoridades a reconsiderar el tema del financiamiento público. ¿Es ésta la causa por tanto pleito? Poder y dinero. Grupos de Interés. Contratos y prebendas. Ufhhhh… Va un ejemplo.

MARIO DELGADO, CON PLUMAJE MUUUY MANCHADO
El analista Carlos Ramírez escribió el 31 de mayo del 2017 acerca del mega fraude cometido en la construcción de la línea 12 del Metro. Amplios datos. Los responsables tienen nombre y apellido, a saber: Marcelo Ebrard y Mario Delgado (2006-2012). El monto del daño al erario se estima en 30 mil millones de pesos. ¿Alguien puede presumir de NO tener cola que le pisen?

A López Obrador, pues, se le puede acomodar su propia frase: hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan. Pero el plumaje de su equipo SÍ es de esos. Colocar, entonces, a Mario Delgado al frente del partido MORENA, representa un claro mensaje de AMLO hacia su pueblo bueno y sabio: mientras ustedes me sigan aplaudiendo, yo seguiré actuando. Negocios y complicidades, pues.

Mario Delgado fue el cerebro financiero del fraude. El gobierno de Mancera (2012-2018) tuvo que cerrar la Línea 12 para evitar accidentes fatales. El ahora impugnado líder de MORENA fue secretario de Finanzas del gobierno de Marcelo Ebrard. Presupuestó 17 mil millones de pesos y terminó costando a los capitalinos 47 mil millones de pesos. 30 mil millones de diferencia.

El latrocinio en mención ha sido documentado también por la agencia PROCESO. El 28 de enero de 2015 publicó que “…con AMLO, como parte de su cuota de poder, Ebrard impulsó a Mario Delgado como senador (2012-2018). Más que trabajo legislativo, Delgado ha usado el cargo senatorial como fuero de impunidad ante las irregularidades y fraudes en el GDF”. Y así toda la prensa en aquel tiempo.

PÁJAROS DE CUENTA, VIEJOS CONOCIDOS DE MUÑOZ LEDO
En su comparecencia en aquel entonces como director del Sistema de Transporte Colectivo de la SCT, Jorge Gaviño hizo pública la información sobre este tema, que había sido reservada por 7 años. El asambleísta Iván Texta Solís sentenció: “Es indudable que hubo un negocio ilícito, por el cual Marcelo Ebrard y Mario Delgado deberían estar en la cárcel”, dijo. Algo sucio se cocinaba con tufo a pacto.

Ese mismo año, el presidente de la Comisión Especial de la Cámara de Diputados, fijó su posicionamiento. Marco Antonio Calzada pidió a las procuradurías PGR y PGJDF, deslindar las responsabilidades en la adjudicación de trenes y la supervisión de la obra. El escándalo fue retomado legisladores y asambleístas de la CDMX, así como la sociedad en general. Rapiña del nivel de la Estafa Maestra.

Por eso no extrañan, hoy en día, las palabras del morenista más democrático de la 4T. Porfirio Muñoz Ledo los conoce muy bien. Sabían –saben-, Ebrard y Mario Delgado, que el curtido político representaba –representa-, una amenaza. El ppdo. 21 de septiembre el legislador de 84 años advirtió que los expulsaría de Morena, Por eso el pánico. Por eso el evidente huachicoleo en la 3ª. Encuesta.

“Mi querido amigo, lo digo con respeto; Marcelo está ansioso, ganoso, desembocado para ser presidente de la república. En todos sus actos lo demuestra. Que se cuide. Perdóname, Marcelo, pero te vas a ir del partido si sigues así. Yo me comprometo. Te vas”, comentó en una entrevista publicada por El País. Ambos, Ebrard y Delgado con AMLO, es evidente, hacen planes para el 2024.

ENFERMIZA POLÍTICA POR EL PODER Y EL DINERO
Se concluye, pues, que uno de los orígenes de la corrupción partidista es el financiamiento de origen público a los partidos. Y de ahí, las fortunas que se presentan al estar en las esferas del poder. Hay ejemplos de multimillonarios que “se sacrifican” para incursionar en política. ¿Por servir? ¿Para qué? Hay personajes de cuyo nombre no me quiero acordar. Apellidos de prosapia. Dudas quedan.

¿Es costosa nuestra democracia? el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó el financiamiento público de los partidos para el 2021. El monto total es de 7 mil 226 millones 3 mil 636 pesos. Ello incluye el sostenimiento de actividades ordinarias, gastos de campaña para partidos políticos, candidaturas independientes, franquicia postal, telegráfica y actividades específicas. Y todo por López Portillo en 1977.

México tiene una de las democracias más caras de todo el continente americano, presupuestalmente hablando. En Estados Unidos el costo del voto es de 0.2 dólares; Canadá, Ecuador y Guatemala igual. Pero en México es de 3.3 dólares. Estas cifras son las oficiales, pero las “Aportaciones” superan por mucho los montos. ¿Fiscalización? Vendrá luego. Pío mediante…

Regresamos a la pregunta: ¿Todo para qué? Ya vienen las campañas, y todos los candidatos sin excepción solicitarán el voto. El ciclo se repite cada tres años. Llegarán a las puertas de tu casa, saludan y se presentan. El guion es el mismo: -Hola, soy fulan@… estoy participando como candidat@ a… y mis propuestas de trabajo son… Blah blah blah… Y acto seguido, láminas, despensas, billetes de $500.

CAMPAÑAS CON AMARRES, TRAICIONES Y VENGANZAS
Por eso los partidos desde sus entrañas muestran lo que son. En el caso de MORENA Campeche, así nos han traído desde hace dos años. Jaloneos e impugnaciones, acusaciones y denuncias, dimes y diretes. ¿Y qué hace el árbitro? Ridículo se ha visto el Tribunal Electoral del Estado (TEEC), al emitir sentencias que, más temprano que tarde, revoca el Tribunal Federal (TRIFE) desde Xalapa. Pena ajena.

Una laguna estatutaria, desde el 2019, permitió que las prerrogativas de este partido se transfieran a la cuenta del MORENA-CAMPECHE. La dirigencia provisional, interina, en funciones, debió ser relevada desde junio del 2019. Pero desde arriba Yeidkol se aferraba, Luján empujaba y otros impugnaban. Todo se retrasó. Vino la sentencia, casi al tiempo que llegó el COVID. Como Anillo al Dedo.

Surgen los nombres del ahora Senador Aníbal Ostoa (Líder Moral) y del diputado José Luis Flores. Son cabezas visibles del grupo denominado “Los dueños del partido”. No gustó a la corriente radical, consejeros, quienes exigen cumplimiento a estatutos. Y éstos acusaron a aquellos de traición y sometimiento; que negocian con el gobierno, pues. La sospecha pesa sobre la moral de “Los caciques”.

El hilo de la madeja. Las prerrogativas en Campeche son la manzana de la discordia. Los acuerdos y amarres –compromisos de posiciones-, ya están avanzados por el lado de “los de siempre”, dicen, desde la CDMX. Pero aquí los consejeros inconformes -11 de 20, mayoría-, deciden nombrar un presidente interino. Ramón Magaña aparece en escena. Impugnan los otros. El ciclo se repite.

¿QUÉ ES LO QUE SIGUE? ¿CÓMO QUEDA MORENA?
El espectáculo bochornoso deja mal sabor de boca. Ambiciones en pugna. Para los que abanderan los estatutos, en riesgo por fastidio y coraje; para los que se imponen por “usos y costumbres”, a reponer su desprestigio. La sociedad observa bien. Dinero y Poder. Las ventas de candidaturas. Hasta regidurías ya han sido comprometidas. Olvidan lo elemental, que AMLO ya no estará en las boletas.

Abusados. Mario Delgado tendrá que superar el affaire que tiene con Muñoz Ledo. La estela de corrupción lo persigue. Son 30 mil millones pendientes. Así vendrá a Campeche a poner orden (¿?), con la autoridad “moral” por la bendición de AMLO; y a preparar la aventura para el muy lejano Ebrard-2024. Aquí lo esperan. Quieren que rueden cabezas. O de lo contrario, que se atengan a las consecuencias.

Es el problema de un movimiento que llegó al poder, antes de convertirse en partido…

0 0

Deja un comentario