Piratas capturaban mayas para venderlos

Vistas: 389
Piratas capturaban mayas para venderlos

Por Santos Gabriel Us Ake

*El caso de José Collí, trabajador de la sal en Campeche en 1719, revela este comercio ilegal, explicó Víctor Alfonso Medina Lugo en videoconferencia.

El siete de enero de 1730 se presentó doña Pascuala Poot para casarse por segunda ocasión y presentó dos testigos que presenciaron la muerte de su esposo en Isla Contoy después de ser capturado por piratas del Caribe junto con otros indígenas mayas, expusó Víctor Alfonso Medina Lugo, licenciado en Historia de la Universidad Autónoma de Campeche y maestro en Historia por Missouri State University.

Pascuala Poot acudió ante el sacerdote de Campeche para casarse con el también viudo Francisco Cocom, y los testigos de la dama relataron que José Collí falleció de vómito 11 años atrás, o sea en 1719, luego de ser capturado por piratas junto con otros mayas cuando regresaban en canoas en la zona del barrio de San Francisco después de la jornada de extracción de sal, dijo Medina Lugo en la videoconferencia organizada por el Planetario de Playa del Carmen el 16 de septiembre de 2020.

Eran barcos de piratas ingleses provenientes de la Laguna de Términos los que atraparon a los indígenas, entre ellos José Collí y los dos testigos de Pascuala Poot, y las embarcaciones y su tripulación extranjera estaban en mal estado porque habían sido repelidos por los españoles en la zona lagunar antes mencionada, expuso.

Los piratas dejaron a los mayas en Isla Contoy, en lo que ahora es Quintana Roo, bajo la custodia de ingleses debido a que no podían continuar con ellos por las malas condiciones de los barcos y de sus tripulantes, y así poder continuar el viaje a Jamaica en donde tenían su guarida, con la idea de regresar por ellos después, comentó.

Dijo que los ingleses ordenaron a los indígenas capturar las tortugas de la isla para alimentarse y los dos testigos atribuyeron a la ingesta de carne del quelonio en mal estado la causa de los vómitos y muerte de José Colli. Ellos dijeron que cavaron la tumba y lo enterraron en la isla.

Días después un grupo de prisioneros logró escapar de los piratas, fabricaron una balsa y durante la travesía fallecieron dos indígenas al caer de la endeble embarcación, hasta que finalmente llegaron a la costa con mucha dificultad, indicó el conferencista.

Desde la costa caminaron varios kilómetros bajo el monte hasta llegar a un pueblo que al parecer se trata de Chikindzonot (cerca de Tepich y Tihosuco) y desde este punto las autoridades españolas les dieron permiso para regresar a Campeche, dijo.

Relató que una vez en Campeche los dos sobrevivientes relataron a Pascuala Poot que su esposo José Collí falleció en Isla Contoy y ellos fueron los que testificaron 11 años después para que la mujer pudiera casarse de nuevo y en consecuencia el sacerdote autorizó la boda con Francisco Cocom.

Lugo Medina calculó que este secuestro de mayas ocurrió cuando ya habían transcurrido más de diez años de que los españoles habían expulsado a los piratas ingleses de la Laguna de Términos, donde tenían su centro de operaciones para el saqueo de la zona peninsular, y expuso que probablemente Pascuala Poot fue una de las últimas campechanas en sufrir las consecuencias del ataque de piratas. Recordó que Campeche padeció el constante ataque de piratas durante unos 160 años, y desde luego muchas mujeres enviudaron, muchos niños quedaron huérfanos y además muchos mayas fueron capturados con fines de esclavitud en el Caribe.

Durante la videoconferencia el Archivo Histórico Diócesis Campeche respondió en su cuenta de redes sociales que “en nuestro archivo tenemos un texto de 1790 unos ingleses capturan a una veintena de campechanos que recolectan sal y los llevan a Contoy. El relato es una narración casi novelesco de la aventura que viven en la cual algunos mueren”.

Medina Lugo también mencionó por qué los españoles desde el principio de las expediciones se interesaron en la Península de Yucatán a pesar de no haber oro, ni plata, ni otro mineral valioso. “El único recurso que los españoles encontraron en la península de Yucatán en gran abundancia, fueron los indígenas, la población maya de la Península de Yucatán era lo único que abundaba”, dijo.

Agregó que por ende “la mano de obra indígena se convirtió en la principal fuente de riqueza para los españoles que habitaban en Yucatán, y entre los principales recursos que se producían a través de la mano de obra indígena sobresalen cuatro: La sal, el algodón, los cueros del ganado y el palo de tinte. Estos cuatro productos son los que principalmente buscaban los piratas”, expuso. Y desde luego la captura de mayas para venderlos como esclavos en en Caribe.

Dijo que en ese tiempo los bucaneros de la zona que también ya se dedicaban al pirataje fundaron la Hermandad de la Costa y tenían como principal bastión en el Caribe la Isla de la Tortuga, en donde vivían personas de todas las naciones europeas, principalmente franceses, pero también esclavos de origen africano y muchos indígenas la mayoría maya hablantes. “Obviamente el único lugar donde podían haber salido estos indígenas era de la Península de Yucatán”, afirmó.

Destacó que por eso los piratas que huían de la Laguna de Términos luego de ser repelidos por los españoles, a pesar de estar maltrechos, capturaron a los mayas que vieron en canoas porque “eran una fuente de esclavos, era muy fácil venderlos como esclavos en la zona del Caribe, y de estas zonas, de esta isla por ejemplo Tortuga, se organizaron muchas de las expediciones en contra de los territorios españoles, incluido Campeche”.

Agregó que Jamaica era territorio español, pero posteriormente a España no le interesó, finalmente la abandonó y esto lo aprovechó Inglaterra para apoderarse de la isla y fundar Port Royal y convertirlo en el principal asentamiento inglés en el Caribe y desde ahí salieron muchas expediciones en contra de Campeche y muchos otros territorios españoles, de tal manera que se había convertido “en el nido pirata por excelencia”.

Declaró que en 1558 los piratas se apoderaron de la Laguna de Términos para la explotación del palo de tinte y la convirtieron en “una base y refugio perfecto” junto con la Isla de la Tortuga y Jamaica, aprovechando la ausencia de españoles en el lugar y la falta de poblados en la zona (el más cercano a la Laguna de Términos era Sabancuy).

Añadió que el sargento mayor de la plaza de Veracruz, Alonso de Andrade, con el apoyo de fuerzas de Veracruz, Tabasco y Campeche, finalmente consumó la expulsión definitiva de los piratas ingleses de la Laguna de Términos en 1716 y además instaló un campamento permanente para repeler los constantes asedios.

Dijo que los piratas intentaron recuperar la Isla de Tris en julio de 1717 (ahora Ciudad del Carmen), pero Alonso de Andrade los repelió y murió en la batalla, sin embargo sirvió para consolidar la presencia española en la zona y por ser el día de la Virgen del Carmen la denominaron Ciudad del Carmen.

Los piratas intentaron en varias ocasiones recuperar el sitio pero ya no pudieron y por eso buscaron otro lugar de la península de Yucatán para continuar con el pillaje, y fue así cómo se fijaron en las tierras despobladas que ahora se llama Belice.

Afirmó que los piratas que capturaron a José Collí, a los dos testigos de doña Pascuala Poot y otros mayas, eran parte de los ingleses que habían intentado recuperar la base de operaciones en la Laguna de Términos y que habían sido derrotados por las fuerzas de Alonso de Andrade.

Mencionó que por eso los dos testigos de Pascuala Poot decían que los barcos y sus tripulantes estaban en muy malas condiciones, porque eran piratas que estaban escapando de una batalla. “Si hacen las cuentas en cuanto a los testimonios de Pascuala Poot, ella perdió a su esposo en 1719, así que las fechas coinciden, esos piratas empiezan a mover a como mencionan los indígenas, hacia la zona de Isla Contoy”, añadió.

Mencionó que antes ya habían piratas en el Mar Mediterráneo, pero como antecedente del origen del auge de esta actividad en el Nuevo Mundo recordó que a fines del siglo XV, en 1493, el Papa Alejandro VI expidió la Bula Inter Caetera para dividir las tierras descubiertas por Cristóbal Colón. Y fue así que otorgó a Castilla (España) todos los territorios al Oeste de la línea ecuatorial y a Portugal todos los del Este, y más tarde se modificó con el Tratado de Tordesillas y el Tratado de Zaragoza, actos que consolidaron la división del Nuevo Mundo.

Pero está división del Nuevo Mundo dejó fuera a las demás naciones europeas, las cuales no estuvieron de acuerdo con la Bula ni los acuerdos de Tordesillas y de Zaragoza, y en consecuencia buscaron la forma de obtener parte del botín descubierto por Cristóbal Colón en América y fue así que principalmente Inglaterra, Francia y Holanda optaron por la piratería como una de estas alternativas y entonces tuvo su mayor auge, explicó.

Y a respuesta de una de las preguntas de los internautas, Medina Lugo dijo que los indígenas mayas al igual que los africanos traídos a la fuerza a América, “estaban en una posición muy vulnerable” porque los piratas los utilizaba para vender como esclavos. Mencionó que indígenas y africanos esporádicamente se aliaban con los piratas para oponerse a los españoles, pero no siempre fue el caso porque “a los piratas tampoco les importaba” aliarse con ellos sino más bien capturarlos para venderlos.

Señaló que el caso de los mayas capturados por piratas se encuentra documentado en el archivo de la Diócesis de Campeche y es el único que existe en Campeche sobre documentos coloniales de esta naturaleza, porque los piratas por estar en la ilegalidad no hacían registro de sus operaciones.

Expresó que en el Siglo XVIII terminó la piratería en el Caribe, porque Inglaterra y Francia ya tenían asentamientos fijos en América y por tanto ya no necesitaban a los piratas para afectar a los españoles. Entonces las fuerzas navales de Inglaterra, Francia, Holanda y España se unieron para combatir y limpiar las aguas de América, por ende del Caribe, y como resultado los piratas fueron declarados “enemigos del género humano, enemigos de todos y amigos de nadie”.

Dentro de la videoconferencia del maestro Víctor Alfonso Medina Lugo se encuentra este caso de los mayas capturados por piratas ingleses con fines de venta para esclavitud y es una muestra documentada de que numerosos indígenas de la Península de Yucatán fueron comercializados en las islas del Caribe, principalmente en la Isla de la Tortuga, y deben haber descendientes en la zona.

Redactado por Santos Gabriel Us Ake, licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo.

Si desea escuchar la videoconferencia completa “Piratas del Caribe” puede ingresar al siguiente enlace que me envió el Planetario de Playa del Carmen:
https://www.facebook.com/380981228761368/videos/772052523586415/

000

0 0

Deja un comentario